ofertas-laborales-tips6

Tips para lograr una buena comunicación corporal

El lenguaje corporal, las posturas e incluso los gestos faciales son claves para lograr una comunicación eficaz, no solo en el día a día sino también en el trabajo. Estos consejos pueden ayudarle a comunicarse mejor de forma no verbal.

Miradas, gestos o posturas corporales pueden transmitir más que muchas palabras, generar impacto o provocar diversas reacciones. De ahí su importancia, no solo en la vida cotidiana sino en la laboral.

La comunicación no verbal o de gestos en la oficina puede resultar más importante de lo que nos podemos imaginar, pues a través de ella se pueden demostrar muchas cosas, entre ellas seguridad, confianza y credibilidad.

Expertos señalan que entre 60% y 80% de la comunicación diaria es no verbal y es precisamente en la oficina en donde mayor tiempo permanecemos.

“Se deben controlar las expresiones y los elementos de la comunicación no verbal para garantizar que los mensajes sean decodificados de forma correcta, dice Mauricio Martínez, director de la Fundación Imusa- Samurai.

Utilizar un lenguaje corporal correcto ayuda a ser congruente con el mensaje verbal y generar empatía desde el primer momento a través de un buen saludo y gestos acordes con la situación y el interlocutor es determinante para lograr una buena comunicación. Aquí, algunos consejos para potenciar el tema.

1| Contacto visual. El saludo siempre debe ir acompañado de un contacto visual, pues si no se mira a los ojos se pueden enviar mensajes de inseguridad. Mirar a la otra persona de forma sostenida indica sinceridad, credibilidad y confianza. Sin embargo, ese contacto no debe incomodar al interlocutor. En ocasiones una mirada fija puede ser interpretada como agresión o generar intimidación.

2|Use bien las manos. Es clave utilizar las manos para enfatizar los puntos importantes y las cosas que se quieran destacar. Los movimientos deben ser sutiles y naturales. Evite realizar movimientos con bolígrafos, jugar con los anillos o con cualquier elemento que pueda generar distracción, pues el mensaje puede desviarse.

3|Cuidado con los gestos. Es importante establecer coherencia entre el rostro y la conversación, pues la credibilidad depende en buena parte de este aspecto. No puede sonreír cuando se está hablando de un asunto serio, por ejemplo.

Evitar o controlar los movimientos que generen un mensaje inadecuado es importante. Es clave que el interlocutor con el que se interactúa sienta que es respetado y escuchado. Hay que trabajar los tics como movimiento de bolígrafos, jugar con anillos o dedos que puedan obstruir el mensaje que se quiere mandar o el que se va a recibir.

Hay muchas personas que por diplomacia o por timidez no expresan lo que quisieran decir. Sin embargo, con la mirada, posición de su cuerpo y expresiones generales dicen más de lo que creen. Si somos coherentes en nuestra vida, el lenguaje no verbal es idéntico o similar a lo que decimos en palabras. Por otro lado, siempre es mejor oír más que hablar.